Skip to content

5 Consejos básicos para tener finanzas sanas

2 agosto, 2019
Tener buenas finanzas

No es cuanto ganas, sino cómo usas lo que ganas lo que te dará el éxito financiero. El problema para la mayoría de las personas es que no saben administrar su dinero de manera inteligente y terminan batallando en el aspecto económico cada quincena o fin de mes.

En este post voy a compartir contigo 5 de las estrategias que aplico personalmente en mis finanzas y que me han permitido decir adiós a cualquier problema de dinero.


1. Elimina las deudas

Ya lo he mencionado en artículos anteriores y seguramente es un tema del que volveré a escribir en algún momento. Y es que eliminar las deudas es sin lugar a duda el primer paso para lograr unas finanzas sanas y potenciar tu desarrollo financiero.

Las deudas te mantienen atado a un trabajo que no te gusta, viviendo en una casa o vecindario que no te agrada y manejando un carro que pasa más tiempo en el taller que en la carretera.

¡Pero no tiene que ser necesariamente así!

Es probable que el dinero que recibes cada día de pago, desde antes de que sea tuyo, ya esté destinado a cubrir tus gastos y tus deudas, quedándote prácticamente nada para ahorrar o invertir.

De esta manera se vuelve casi imposible hacerte de una vida mejor que la que tienes actualmente.

Si te encuentras en esta situación, salir de deudas debe ser tu prioridad. Pero… ¿cómo lo hago?

La clave está en destinar un porcentaje del 10% al 20% de tus ingresos mensuales para el pago de aquello que debes. Para ello necesitas eliminar cualquier gasto innecesario y obviamente evitar adquirir más deudas.

Parte de ese porcentaje lo obtendrás de limitarte en compras emocionales o en gastos hormiga.

Lo más probable es que inicialmente esto apriete un poco más tus finanzas, y que parezca algo muy complicado, pero créeme que hacerlo te llevará a tener una mejor vida en el futuro. Sacrifica un poco ahora para vivir mejor después.

Si deseas obtener más tips para salir de deudas, sobre todo de aquellas en tarjetas de crédito, revisa esta “Guía para usar tu tarjeta de crédito: todo lo que necesitas saber”

2. Haz un presupuesto

¿Sabes cuánto ganas y cuánto gastas cada mes?, así de sencillo será iniciar con tu presupuesto mensual. Desconocer esta información puede llevarte a pasar malos ratos con tu situación financiera.

Saber cuánto ganas e identificar tus gastos mensuales te permitirá administrar el resto de tu dinero de manera más inteligente.

Te invito a que en una hoja anotes todas tus fuentes de ingresos y la cantidad de dinero que recibes de cada una de ellas.

También haz una lista de todos tus gastos fijos mensuales; es decir, aquellos que tienes que realizar de manera obligatoria periódicamente. Esto puede incluir el pago de servicios de agua, luz, teléfono, internet, telefonía, etcétera.

Dentro de este apartado también se integran los gastos de renta, transporte y alimentación. Define cuánto pagas aproximadamente por cada uno de ellos.

Debajo de esa lista, anota también tus gastos variables, que son aquellos que no son obligatorios y que cada mes suelen ser diferentes. Algunos ejemplos son las salidas al cine o a comer fuera de casa, también puede incluir gastos de temporada o algunos otros servicios que no son de primera necesidad y que sueles contratar esporádicamente.

Por último, anota todas tus deudas, empezando por aquella que es más pequeña y poniendo en último lugar la que implica una mayor cantidad de dinero.

En este punto debes identificar de cuáles de esos gastos fijos y variables puedes prescindir de inmediato y cuáles puedes eliminar de manera progresiva. Destina esa cantidad de dinero a tus deudas. Comienza a pagar desde la más pequeña y continúa así de manera progresiva.

También, define un porcentaje para ahorrar cada mes. Intenta acercarte lo más posible al 20% del total de tus ingresos. 

Hacer este ejercicio y aplicar estas estrategias con determinación sin duda alguna mejorará tus finanzas considerablemente en tan sólo algunos meses. 

3. Automatiza tu dinero

Hoy en día, a través de la tecnología es muy fácil programar tus pagos y generar un ahorro de manera automática.

En la actualidad hay muchas plataformas que te permiten domiciliar el pago de ciertos servicios, lo que te ayudará a evitar los cargos extras por retrasos. 

En caso de que algunos de tus gastos no tengan esta modalidad de cobro, puedes utilizar el calendario de tu celular y colocar un recordatorio recurrente para el pago de cada uno de tus gastos mensuales.

Algo tan sencillo realmente puede quitarte muchos dolores de cabeza.

De igual manera, te recomiendo que busques sistemas de ahorro que te descuenten automáticamente de tu cuenta de banco. De esta forma evitarás gastar el dinero que has destinado para ahorrar.

4. Compara los precios antes de comprar

¡Nunca te vayas por la primera opción!, es un consejo que puede ahorrarte mucho dinero.

El internet se ha convertido en una herramienta muy poderosa para buscar productos y conocer sus precios en diversas tiendas. Hoy en día es fácil saber en qué lugar puedes conseguir el mejor precio.  

Buscar en internet te permitirá no sólo anticiparte a la cantidad de dinero que vas a gastar, sino que también podrás saber si el artículo que deseas adquirir es buena compra o no, ya que seguramente podrás encontrar testimonios de personas que ya lo han comprado previamente.

También es recomendable no dejarte llevar por la fama que tienen determinadas marcas. En ocasiones, puedes encontrar un producto de igual o mejor calidad por menos dinero. Sólo es cuestión de tomarse unos minutos para investigar.

5. Contrata un seguro

Un seguro te protege de aquellas cosas que pueden llegar a tu vida de forma insospechada, recuerda esperar siempre lo mejor, pero prepárate para lo peor.

Muchas personas han terminado en problemas financieros graves por tener que cubrir grandes gastos, o incluso endeudarse, resultado de una enfermedad o de un accidente para el que no estaban preparados.

Los seguros deben ser un gasto mensual fijo para que no te desestabilices en caso de alguna emergencia.

Recuerda que siempre es mejor prevenir que lamentar. A veces el pago de un seguro puede parecer algo innecesario, pero crear este hábito puede protegerte de situaciones que podrían llevarte a la ruina.

Te recomiendo cotizar varios seguros y conocer bien qué ventajas te ofrece cada uno. Busca conocer con claridad en qué tipo de situaciones tu póliza te protege realmente e investiga sobre las políticas de las compañías en caso de que suceda algo inesperado. 

Entre más te informes al respecto será más fácil tomar una decisión sobre qué tipo de seguro se adapta a tus necesidades.


Estas son algunas de las principales estrategias que aplico en mi vida para tener unas finanzas personales sanas. ¿Qué otros tips conoces tú?, compártelos con nosotros en los comentarios.

Tener finanzas sanas

Mizraim Romero Bertoni

Creador del movimiento MyOwnBoss, cantante, comunicólogo y conferencista. Dedicado a ayudar a las personas a mejorar sus vidas.