Skip to content

5 trucos de gente famosa para ser más productivo

21 junio, 2019

Políticos, inventores e incluso comediantes. Una y otra vez hemos oído las historias de éxito de aquellas personas que ahora son reconocidas en todo tipo de ámbitos, desde el tecnológico hasta el social.

Muchos de ellos comenzaron en un punto similar al de la mayoría, en el que quizás estás tú, pero lograron sobresalir gracias a su esfuerzo y el trabajo constante y bien dirigido hacia sus metas.

¿Te has preguntado cómo lo hacen?

Aquí te presento la respuesta de algunos famosos.

1 – Bill Gates

Es muy probable que en algún momento de tu vida hayas utilizado algún producto de Microsoft. Ya sea Windows junto con sus programas de Microsoft Office, consolas de videojuegos (Xbox) o incluso en smartphones (Nokia Lumia) y tabletas (Surface).

El responsable de esa gama tan amplia de productos es el informático, inventor, empresario y filántropo Bill Gates.

En 1975, mientras estudiaba en la Universidad de Harvard, creó junto con Paul Allen la empresa que algunos años después lo convertiría en el hombre más rico del planeta.

Tiempo después, en 1994 creó la fundación privada de caridad más grande del mundo, la Bill & Melinda Gates foundation, y una década después abandonó casi por completo sus actividades en Microsoft para concentrarse en la ayuda benéfica.

En la actualidad, incluso, junto con la ayuda de otros inventores y científicos, ha creado máquinas purificadoras de agua para las comunidades más necesitadas de África y también se enfoca en la erradicación a nivel mundial de enfermedades contagiosas.

La regla de las 5 horas

Al igual que muchas otras personas exitosas, Bill Gates usa la regla de las 5 horas.

Esta consiste en definir una hora de tus días laborales para estudiar, practicar y aprender sobre un área en la que quieres mejorar.

La razón por la que esto funciona es que el trabajo inteligente siempre incluye tiempo para aprender, en lugar de hacer.

Eso significa que podemos enfocarnos en un desarrollo a largo plazo en lugar de solo en el esfuerzo necesario para completar una tarea concreta.

Además, es claro que si alguien es experto en un tema, cuenta con una visión más completa de las situaciones que pueden surgir y puede reaccionar de mejor manera que lo haría alguien que solo trabaja en los proyectos de la misma manera una y otra vez.

2 – Elon Musk

¿Sabías que en este momento hay personas trabajando en cohetes suborbitales que puedan reemplazar a los aviones?

Una tecnología similar es la base de lo que pronto se convertirá en la primera misión tripulada a Marte.

El responsable de todo esto es el sudafricano Elon Musk; físico, inventor y director general de empresas como Tesla Motors y SpaceX, entre otras.

Musk aprendió a programar por su cuenta y llegó a vender su primer videojuego cuando tenía 12 años. Al terminar la secundaria emigró a Estados Unidos, consiguió una beca en la Universidad de Pensilvania y se graduó en Administración de empresas y en Física.

Después de obtener sus títulos, e inspirado por los inventores más influyentes del siglo, fundó diversas compañías que son líderes indiscutibles en las industrias del internet, la energía renovable y el viaje espacial.

Elon Musk explica que para lograr todo esto, la organización minuciosa de su día a día fue vital. No solo trabaja entre 80 y 100 horas a la semana, sino que también lleva un horario increíblemente estricto, que define todas sus actividades en periodos de 5 minutos.

Al igual que Bill Gates, que también sigue este método, Elon Musk se esfuerza por hacer espacio en su agenda para todas las tareas posibles.

Esto conlleva tomar decisiones importantes sobre la priorización de sus actividades y desarrollar una estrategia con la que controlar cada momento de su vida.

En definitiva, es una forma compleja de vivir, que lleva consigo dificultades gigantescas, pero si podemos aprender algo de esto es que planificar nuestros días con un poco más de rigor nos ayudará a completar más.

Tal como lo ha dicho el magnate:

“Pienso que es muy importante tener un ciclo de retroalimentación, en el cual pienses constantemente en lo que has hecho y cómo puedes hacerlo mejor”.

3 – Jerry Seinfeld

En julio de 1989 salió al aire una serie televisiva que hasta la fecha es considerada una de las comedias más influyentes en cualquier medio audiovisual.

Se titulaba Seinfeld, en honor a su creador y personaje principal, el actor, escritor, director y comediante, Jerry Seinfeld.

En la década de los noventa, él ganaba aproximadamente 250 millones de dólares por año (incluso tiene el récord Guiness por ello) y hasta la fecha su ingreso anual ronda los 100 millones de dólares.

Ha ganado tantos premios y nominaciones que es inevitable que sea una de las personas más influyentes de la televisión y que su trabajo haya ayudado a definir y cimentar la era actual de las sitcom y el stand-up comedy.

Jerry se lo atribuye todo a una estrategia personal: consiguió un calendario grande, que ocupaba casi por completo una pared y se dedicó a escribir nuevos chistes, material tanto para su show como para sus rutinas de stand-up.

Cada que lograba su objetivo de escritura (unos cuantos miles de palabras), tachaba el día en el calendario. Pronto tuvo una cadena de X que recorría su calendario y se puso la única misión de no romper esa cadena.

Seinfeld ha dicho que no siempre usaba todo lo que escribía y en varias ocasiones ni siquiera eran buenos chistes, pero lo importante era seguir escribiendo.

Esta técnica ha tenido resultados tan positivos para tanta gente que incluso ya se le conoce como “el efecto X” o la “estrategia Seinfeld”.

Sin duda se trata de una herramienta muy valiosa a la hora de de desarrollar dedicación y constancia para cumplir nuestros objetivos.

4 – Mark Cuban

Si alguna vez has visto Shark Tank (en su versión estadounidense) es seguro que reconocerás a este empresario, escritor e inversionista.

Es propietario de un equipo profesional de baloncesto, de una cadena de cines, una casa productora y una cadena de televisión.

Dio sus primeros pasos en el mundo de los negocios cuando tenía apenas 12 años, tuvo un sinnúmero de empleos y creó varios negocios hasta que se graduó de la licenciatura en administración de empresas.

Un par de años después fundó la compañía MicroSolutions, que lo llevaría a ganar sus primeros millones. Mark atribuye su éxito a algo que es accesible para cualquiera: la lectura.

En su blog personal escribió:

“Leía cada libro y revista que podía. Todo lo que leía era público. Cualquiera podría comprar los mismos libros y revistas. La misma información estaba disponible para cualquiera que la quisiera. Resulta que la mayoría de la gente no la quería”.

Su rutina incluye tiempo para la lectura, casi siempre alrededor de 3 horas diarias.

Ha dicho en varias ocasiones que consume toda la información posible, especialmente ya que el internet hace que todo esté al alcance de la mano. De esta manera puede obtener una ventaja en sus negocios y las tecnologías que en ellos se emplean.

5 – Oprah Winfrey

Podríamos ocupar un artículo entero solo en enlistar todo lo que esta empresaria norteamericana ha logrado en su vida.

Es periodista, productora, actriz, escritora, presentadora de televisión, filántropa; ha ganado la Medalla Presidencial de la Libertad (la condecoración más alta que se puede conceder a un civil en Estados Unidos), el premio Óscar, el Globo de Oro; la Universidad de Harvard le invistió un Doctorado Honoris Causa, la revista TIME la nombró una de las cuatro personas que le dieron forma al siglo XX ¡y hasta tiene su propia revista y su propio canal de televisión!

A pesar de que su infancia fue bastante difícil, Oprah consiguió un trabajo en un programa de radio local y a los 19 años ya era la conductora encargada de las noticias.

Trabajó en una cadena televisiva de Chicago y un tiempo después lanzó su propia compañía de modelaje, que se expandió a todos los continentes.

En 1986 a los 32 años, comenzó el proyecto que la lanzaría a la fama internacional: The Oprah Winfrey Show.

Como dato curioso, cabe destacar aquella ocasión en la que regaló autos a cada uno de los más de 300 asistentes a una de las emisiones; después, incluso los llevó a todos a un viaje por Australia.

En una entrevista de 2015, compartió lo que considera el mayor secreto de su éxito: un enfoque radical; estar totalmente presente.

Es decir, el opuesto total al multitasking.

“Soy consciente de que en un día hay tiempo y energía limitados. ¿Entonces qué es lo realmente importante? ¿Qué quieres hacer en verdad?”.

Para ella, tener clara la tarea en la que va a enfocarse es el primer paso. Después, lo único que resta es la concentración total.

“He aprendido que poner tu atención completa en cualquier actividad que elijas experimentar conlleva un nivel de intensidad y veracidad, se trata de vivir el presente, momento a momento, sin preocuparse de lo que va a pasar a las tres o a las siete en punto”.

Además, un punto extra es que Winfrey dedica tiempo diario a la meditación. Tal vez la paz emocional y espiritual y una concentración profunda van de la mano.


Como puedes ver, existe todo un abanico de posibilidades para aumentar tu productividad.

No es forzoso que apliques estos trucos, pero podrías usarlos de inspiración para crear tu propio método. ¿Quién sabe? Quizás tú seas la próxima historia de éxito.

¿Cuál de estas técnicas te llamó más la atención? ¿Tienes un truco propio que compartir? Si te gustaría que profundizáramos en alguno de estos métodos no dudes en comentarlo.