Realmente, ¿Hecho es mejor que perfecto?

¿Terminado es mejor que perfecto?

Hecho es mejor que perfecto. Pinterest

“Hecho es mejor que perfecto”

Esta es una frase muy famosa de Mark Zuckerberg y que ha dado mucho para reflexionar.

Mark Zuckerberg es conocido por fundar Facebook, una de las redes sociales más grandes del internet.

En el año 2010 la revista Time colocaba a Zuckerberg en el top 100 de personas más ricas e influyentes en el mundo. Para 2018, ya se había convertido en la quinta persona más rica.

Con 34 años de edad, está pasando a la historia no sólo como el multimillonario más joven, sino como alguien que llegó a cambiar al mundo.

Sus logros son extraordinarios. Ha alcanzado el éxito y definitivamente es alguien a quien deberíamos escuchar.

Imagina que Mark Zuckerberg viene para darte un consejo sobre tu trabajo.

¿Lo ignorarías, o harías todo lo que él dijera?

La respuesta es bastante obvia. Nadie en su sano juicio lo ignoraría.

Sin embargo, llámenme loco. Hoy vamos a cuestionar su consejo.

Realmente, ¿Terminado es mejor que perfecto?

Primero analizaremos la frase que Zuckerberg nos ha dicho.

¿Qué significa “Hecho es mejor que perfecto”?

Es increíble la cantidad de personas que he conocido con el mismo problema. Comienzan un gran proyecto con el que están muy entusiasmados, pero parece que les toma una eternidad terminarlo.

Al final, algunos lo abandonan.

¿Suena familiar?

¡Deja de pensar que debe salir perfecto!

No te tomes tanto tiempo afinando detalles. Sólo haz algo, ¡termínalo y muéstralo al mundo!

Tener algo terminado es mucho más importante que tener algo perfecto pero incompleto.

No seas de aquellos perfeccionistas que trabajan tanto que no terminan nada. Una característica significativa de un buen emprendedor es la habilidad de completar algo.

Tiene sentido, ¿o no?

¿Por qué tarda tanto escribiendo?

Es la pregunta que le hicieron en una entrevista, y George R. R. Martin nos dio una respuesta:

“Vientos de Invierno no es una novela, sino más bien una docena de novelas, cada una con un protagonista diferente, diferentes aliados, amantes y antagonistas alrededor, y todas ellas entrelazadas de una manera extremadamente compleja. Así que es todo un desafío”

Sus novelas han sido un éxito contundente gracias a la calidad que ofrece. Él mismo lo ha dicho, es un trabajo extremadamente complejo.

Necesita prestar atención a los detalles y pulir todo lo que pueda antes de publicarlo. Es la manera en que ha trabajado desde el inicio y es lo que ha dado tan grandes resultados.

Después de todo, no puede permitirse entregar un trabajo mediocre.

¿Cuál es la diferencia entre estas novelas y otras del mismo género?

Otras novelas del mismo género son buenas, pero las novelas de George R. R. Martin son realmente excepcionales.

Él pudo haber terminado de escribir desde hace años, publicar sus libros uno tras otro y dejar de preocuparse. De todas formas, seguramente habría sido un buen trabajo.

Claro, sería un buen trabajo, pero no uno excepcional.

Ese esfuerzo extra es el que te hace destacar. Dedicar, aunque sea un poco más de tiempo, puede hacer una verdadera diferencia en el éxito de tu proyecto.

El éxito SÍ es para los perfeccionistas

Si no estás contento con el resultado, entonces sigue dedicando tiempo y esfuerzo. Es la única forma en que podrás resaltar en un mundo tan competitivo.

No quieres ser uno más del resto, necesitas sobresalir y crear algo realmente excepcional.

Entonces Mark Zuckerberg estaba equivocado. Hecho NO es mejor que perfecto, ¿cierto?

Es normal pensar en que necesitas hacer todo bien desde el inicio.

¡QUIERO QUE LAS COSAS ME SALGAN BIEN YA!

A todos nos pasa, pero no es así como funciona. Tómate tu tiempo, termina tus primeros proyectos, mejora, continúa trabajando, acaba lo que empiezas, aunque no sea perfecto.

¡No te apresures!

Ciertamente, no lograrás sobresalir con trabajos sencillos y mal hechos, pero practicando suficiente esta filosofía, estarás listo para dar el siguiente paso.

El éxito sí es para los perfeccionistas

Ese trabajo y tiempo extra que dedicas a tus proyectos es lo que te hará destacar y te diferenciará del resto.

Algo es claro, nunca debes dejar de aprender, pero llegará el momento en que necesites buscar mejores resultados, pulir detalles y comenzar a ser perfeccionista.

A final de cuentas, tu audiencia (o clientela) se merece lo mejor de tu trabajo.

En conclusión

Mark Zuckerberg tiene toda la razón. Hecho SÍ es mejor que perfecto, pero esta es una filosofía que debes aplicar cuando te encuentras en proceso de aprendizaje.

Conforme vayas progresando necesitarás elevar el nivel de tu trabajo y dedicar un poco de esfuerzo y tiempo extra. Busca llegar lo más cerca que puedas al perfeccionismo.

Dime en los comentarios, ¿Qué opinas sobre estas 2 filosofías? ¿Cuál comenzarás a aplicar en tu vida?

Si te gustó este post, comparte con tus amigos y sígueme en mis redes sociales. Frecuentemente publico este tipo de contenido.

Pinéame en Pinterest 😉:

Terminado es mejor que perfecto. Pinterest
Mizraim Romero Bertoni My Own Boss Firma

Leave a comment