Skip to content

9 actividades que debes hacer cada mañana para tener un día espectacular

10 julio, 2019

Es completamente normal tener días buenos y malos. En muchos de los casos esto depende de la actitud con la que iniciamos cada mañana y las actividades que realizamos de manera habitual. 

La realidad es que tener días buenos está en tu control.

En este post voy a compartir contigo 9 actividades que, de hacerlas de manera consistente, te ayudarán a tener días más productivos, con menos estrés y mucho más felices. 


1 – Prepara tu día una noche antes

Una vez que ya has planeado las actividades para tu próximo día, es momento de ir a dormir, pero ¿cuántas horas de sueño debes procurar?

La respuesta puede variar de una fuente a otra. La realidad es que mientras unos necesitan forzosamente 8 horas para sentirse descansados, hay quienes con 6 horas recargan energía suficiente para rendir todo el día.

Todos tenemos diversas fases de sueño. Aproximadamente un 20% de las horas que dormimos corresponde al sueño profundo, que es el momento en donde se recarga más energía.

Hay muchas cosas pasando en nuestro cuerpo durante esta fase. 

Nuestros músculos se relajan, el corazón se ralentiza y nuestro cerebro es mucho menos activo. En esta fase nuestros órganos se desintoxican, el cuerpo se repara, los tejidos musculares se reconstruyen y la energía se restablece. 

Tener pocas horas de sueño profundo hacen que nuestro sistema inmunológico se debilite.

Por el contrario, tener muchas horas de esta fase de sueño produce fatiga e incluso depresión. 

Por esta razón es muy importante que definamos nuestros horarios de sueño y nos apeguemos a ellos de manera consistente.

Busca dormir de 6 a 8 horas diarias, es importante que sean consecutivas, para que demos oportunidad a nuestro cuerpo de pasar por las diversas fases de sueño de manera adecuada. 

Después de varios días de dormir y despertar en los mismos horarios, notarás una gran diferencia en tu rendimiento físico, en tu claridad mental y en tu productividad. 

3 – Despierta temprano

Sin duda alguna, despertar temprano cada día es uno de los hábitos más difíciles de crear, pero también es uno de los que más beneficios puede darte

A pesar de ello, muchas personas consideran que la hora en que despiertan no hace una diferencia en su vida.

La verdad es que entre más temprano iniciemos nuestro día, tendremos más horas para poder ser productivos y completar nuestras actividades.  

Uno de los primeros cambios que notarás al despertar temprano es que terminarás tus actividades más rápido de lo normal, te alcanzará el tiempo para hacer más cosas y te sentirás con más energía. 

Nuestro tiempo es lo más importante y por esta razón debemos de valorar cada minuto. Levantarte antes de la cama es una de las mejores maneras de agregar horas a tu día. 

Lee nuestro post sobre cómo despertar temprano para conocer más beneficios y aprender a hacerlo sin problemas.

4 – Prepárate para tener un gran día

“Visualiza en tu mente un gran día y habrás dado el primer paso para lograrlo”

 Es una realidad que nuestra actitud define en gran parte los resultados que obtenemos. Si iniciamos cada día con grandes expectativas y además definimos las actividades necesarias para lograr nuestros objetivos, lo que sucederá es que tendremos un día exitoso a pesar de las circunstancias.

Las personas exitosas suelen prepararse mentalmente para todos los retos diarios, saben que los obstáculos son una parte necesaria en el proceso, por lo que todos los días preparan su mente para ganar, sin importar las dificultades que surjan.

Te recomiendo que destines algunos minutos de tu mañana a leer frases que te inspiren, o escuchar audios que puedan llevarte a aumentar tu confianza y creencia en ti mismo.

Es cierto que aquello que puedes crear en tu mente lo puedes construir en tu vida, así que prepárate cada mañana con una mentalidad triunfadora.

5 – Haz ejercicio

¿En este momento de tu vida tienes alguna preocupación?, ¿hay algo malo que está pasando que no te tiene tranquilo?, la mejor manera de encontrar la calma es a través de la meditación.

Como te mencioné anteriormente, la actitud con la que inicias cada día es crucial para saber que tipo de resultados tendrás. Es difícil mantenerse positivo cuando hay varios problemas que nos aquejan.

Por esta razón la meditación te ayudará a relajarte y enfocar tu mente en las cosas positivas que tienes en tu vida. 

Cuando meditas se activan algunas zonas del cerebro asociadas a la empatía y la compasión.

De igual manera se reduce el volumen de la amígdala, que es la región del cerebro involucrada en el proceso del miedo. De esta manera podrás lograr una mayor estabilidad emocional.

Si nunca has meditado, la mejor manera de iniciar es buscando un lugar tranquilo, sentándote con la espalda recta y comenzando con ejercicios de respiración mientras entras en un estado de silencio e introspección.

Comienza con 15 a 20 minutos por día. Sobre todo, sé constante.

7 – Desayuna

El desayuno es una de las comidas más importantes, ya que tu cuerpo ha pasado muchas horas sin alimento mientras dormías y en ese momento recibirá los nutrientes que te permitirán tener energía el resto del día. 

Por si mismo el desayuno no es bueno, a ser que consumas cosas saludables. Por esta razón es muy recomendable consumir alimentos altos en fibra, y complementarlos con frutas y cereales.

De igual manera, tomar algún licuado con proteína después del ejercicio matutino ayudará al aumento de masa muscular y te brindará más energía.

El desayuno es combustible para nuestro cerebro, lo que resultará en un mejor rendimiento. Así también veremos beneficios en nuestra concentración y memoria.  

Iniciar con un buen desayuno nos ayudará a tener menos hambre el resto del día, lo que nos permitirá tener un mayor control de lo que comemos. Esto favorecerá el mantenernos saludables y en forma. 

8 – Empieza con la tarea más complicada