Skip to content

6 estrategias garantizadas para aprovechar mejor tu tiempo

24 julio, 2019
Aprovechar el tiempo

El tiempo es lo más valioso que tenemos, no hay manera de recuperarlo y parece nunca ser suficiente para desempeñar todos nuestros pendientes.

Las personas más eficaces saben que priorizar es la clave para cumplir con aquellas actividades que son más importantes.

En esta ocasión vamos a traer a colación el libro “Tráguese ese sapo” de Brian Tracy, donde se mencionan 21 técnicas para dejar de postergar y comenzar a lograr nuestros objetivos.

Voy a compartir una selección de las 6 estrategias que considero cruciales para poder tomar decisiones rápidamente y ser más eficientes en nuestra vida diaria.


1 – Practica el método ABCDE

El método ABCDE es una técnica sencilla y muy fácil de aplicar diariamente. Tan sólo se trata de priorizar de manera gráfica cada una de las actividades que tenemos que realizar.

Es decir, un listado de todas las tareas que debemos realizar cada día, y frente a cada una de ellas colocar una letra dependiendo de su nivel de importancia.

La letra “A” estará destinada para las actividades que consideremos de mayor trascendencia.

La “B” para aquellas tareas que deberíamos hacer, pero que el dejarlas pasar no traería consecuencias graves.

Una actividad calificada con “C” es aquella que es agradable, pero sin consecuencias buenas o malas.

La letra “D” se asocia con actividades que puedes delegar a alguien más, esto con la finalidad de destinar más tiempo a las tareas que son más importantes.

Por último, la “E” estará destinada para aquellas cosas que se pueden eliminar de la lista, y que tal vez sólo harás en caso de que te quede algo de tiempo disponible.

Algo tan sencillo puede darte grandes resultados en el cumplimiento de tus objetivos y en la administración de tu tiempo.

2 – Aplica la regla 80/20

La regla 80/20, también conocida como la ley de Pareto, es un principio que dice:

El 80% de las consecuencias proviene del 20% de las causas.”

Por ejemplo: el 20% de los vendedores de una empresa producen el 80% de las ventas. Este término puede aplicarse también a la gestión de nuestro tiempo.

El 20% de las actividades que desempeñamos todos los días nos darán el 80% de los resultados que deseamos. Por eso es de suma importancia identificar adecuadamente qué actividades forman parte de ese 20%.

Si nuestro enfoque está en las tareas indicadas, el progreso en el cumplimiento de nuestros objetivos será notorio. Por el contrario, si enfocamos nuestro tiempo y esfuerzos en aquellas actividades que forman parte del 80%, usualmente estaremos desperdiciando energía diariamente, sin lograr visualizar los resultados que deseamos.

Identificar ese 20% puede ahorrarte mucho esfuerzo en el cumplimiento de tus objetivos.

3 – Analiza las consecuencias

Las actividades más importantes en nuestra vida tienen consecuencias conforme pasa el tiempo.

Entre más claridad tengas de lo que quieres lograr a mediano y largo plazo, será más fácil identificar las actividades que debes realizar para llegar a esas metas.

Por ejemplo, hacer ejercicio diariamente y definir esta actividad como una de tus prioridades, puede llevarte a gozar de salud y una buena apariencia a mediano y largo plazo.

Por esta razón es que cada vez que inicies una actividad, debes identificar cuáles son las consecuencias de hacer o no dicha tarea.

Debemos dar más importancia a los resultados que perduran que a aquellas gratificaciones inmediatas.

Imagina que el fin de semana tienes una reunión de negocios que puede darte buenos resultados, pero también surge una fiesta organizada por un familiar.

¿Qué harías?

Muchas personas preferirían cancelar o posponer su reunión de negocios para asistir a la fiesta.

Ese placer a corto plazo puede estar quitándote la posibilidad de gozar de una gratificación mayor en el futuro. 

Siempre deberás convertir en prioridad aquellas actividades que puedan traerte consecuencias positivas, o incluso, aquellas que también puedan traerte resultados negativos en caso de no realizarlas en tiempo y forma.

4 – Obedece la ley de la eficiencia obligada

La ley de la eficiencia obligada determina que nunca habrá tiempo para hacerlo todo, pero siempre habrá tiempo suficiente para hacer lo más importante.

Siempre habrá cosas por hacer, por esta razón, lo único que puedes esperar es estar al día con aquellas responsabilidades que consideras más importantes.

Para ello debes hacerte algunas preguntas:

¿Cuáles son las actividades cruciales que debo realizar?

¿Qué puedo hacer sólo yo y que marcaría una diferencia?

¿Cuál es la mejor manera de usar mi tiempo el día de hoy?

Responder a conciencia estas preguntas puede ayudarte a hacer un uso valioso de tu tiempo. 

5 – Identifica tus obstáculos clave

Si ya tienes definidos tus objetivos, ahora es momento de identificar que te detiene de alcanzarlos.

Siempre habrá algo que nos impida avanzar a la velocidad que queremos para cumplir nuestras metas. Saber qué te limita te permitirá enfrentarlo.

La mayoría de las cosas que te detienen de llegar a ser tu mejor versión están dentro de ti y no dependen de factores externos.  

Para identificar aquello que nos frena, debemos comenzar con un análisis personal, asumiendo nuestras responsabilidades.

Nos sorprenderemos al notar que la mayoría de las limitantes están en nosotros mismos. Ya sea en nuestra mentalidad o en nuestras acciones.

Si eres capaz de aprovechar tus cualidades, mejorar tus habilidades, desarrollar hábitos y competencias personales, convertirte en alguien disciplinado y estás abierto a una mejora continua, tus obstáculos irán desapareciendo poco a poco.

El progreso implicará que siempre habrá nuevas limitantes, pero eso también determina tu nivel de desarrollo.

6 – Pon un ladrillo después de otro

Dar un paso a la vez es la mejor manera de llegar lejos.

En la mayoría de las ocasiones, visualizar el cumplimiento de un objetivo personal que parece lejano puede generar ansiedad y desánimo, ya que el camino parece largo y complicado.

A veces, lo único que necesitamos es sentarnos a crear una lista de los pasos que debemos seguir para completar un proyecto personal. Después necesitamos empezar a completarlos, uno por uno.

Es sorprendente lo que puede suceder en tu vida si comienzas a trabajar todos los días por hacer una pequeña diferencia.

La consistencia en las actividades es la que determina el alcance de los resultados. Así que enfócate todos los días en dar ese paso necesario de la mejor manera posible.


Recuerda que sólo podrás controlar tu tiempo y tu vida si cambias tu manera de pensar y de tomar acción. Enfócate en aquellas actividades que realmente tienen el potencial de cambiar tu vida.

Tener la capacidad de seleccionar la tarea más importante en cada momento y desarrollarla de manera adecuada es algo que impactará indudablemente en tu nivel de éxito.

Aprovechar el tiempo

Mizraim Romero Bertoni

Creador del movimiento MyOwnBoss, cantante, comunicólogo y conferencista. Dedicado a ayudar a las personas a mejorar sus vidas.